La nostalgia nos ha invadido, el año pasado rescatábamos las pulseras y collares que marcaron aquellos veranos adolescentes con conchas y florecillas, este verano regresaremos de nuevo a nuestra niñez. Todos hemos hecho en nuestras largas tardes de playa pulseras y collares con cuentas de colores.  Regresa a tu infancia y atrévete a llevar los accesorios más naif como lo hacen las influencers Leandre Medine y Marianne Theodorsen

Seguro que el boom de color de estos collares y pulseras, pondrán el toque de frescura en tus looks en traje de baño y terracitas.

 

Corto para llevarlo bien pegadito al cuello y repleto de piezas infantiles en distintos tamaños y en una gran variedad de colores. Es el collar perfecto para unir con otros más largos y sencillos.

Todos los elementos que puedas imaginar reunidos en un único collar capaz de poner el broche de oro hasta el estilismo más sencillo

Lo mismo sucede con las pulseras de cuando éramos niñas van llenar de color nuestros «outfits» veraniegos. Son pulseras que combinan abalorios de plástico y materiales sintéticos, e incluso usando cuentas con letras para crear mensajes y con diseños juveniles.

El mejor accesorio para echar en la maleta de vacaciones.

Porque quedan ideales con bikinis y bañadores, pero también con vestidos blancos de verano para darles el toque de color. Y, sobre todo, están hechos para llevar con el pelo lleno de ondas surferas, cara lavada y un buen bronceado. 

Las frutas de verano, tales como la naranja, las fresas o las cerezas, siempre se han colado en los estampados de la moda estival, llenando así el armario de color. Ahora, esta tendencia se traslada a la bisutería.

Lo mismo sucede con las diademas que nos trasladan a nuestra infancia y los Birkenstock, Teva …  Acabarás cayendo en la tentación!!!